Menu

Caballo y niña

13 Junio, 2011 - Murales y esculturas

Post to Twitter Post to Facebook Send Gmail

Escultura realizada con cemento, alambre y mosaicos, en la hacienda la Estancia en Puembo, Ecuador. Las personas que visitan este lugar y no pueden subirse a un caballo de verdad, tienen la posibilidad de subirse a la escultura y no tener ningún peligro. Este es un monumento al caballo que es importante para las personas que vivimos en la Estancia. Todas estas esculturas en el jardín han modificado este espacio, cambiándolo en un jardín fantásticos.

La escritora Nathalie Moeller escribió un poema acerca de esta obra, titulándola Armonía:

Hablamos musicalmente tú y yo
Tú, Caballo. Yo, Curiosidad
Hablamos el mismo idioma
De miradas secretas.

 

Nadie más entiende Caballo
Lo que me dices con los ojos
Pero yo sé siempre
Y tú sabes todo.

 

Estos cuentos de la Tierra
Que corren por tus venas
Son míos también
Porque me ves y te veo.

 

Y estoy más viva Caballo
Porque compartes conmigo
Las historias de siglos
Los misterios del mundo.

 

Algunos nos ven y se ríen
Porque no oyen nuestro silencio
Y no ven que somos iguales
Somos lo mismo.

 

De sangre, de tierra, de calor
Movimiento y cambio
Eterno cambio
Tú y yo cambio.

 

¿Qué nos riamos con ellos dices?
Tienes razón Caballo
Estamos aquí para reírnos
Y la felicidad es fugaz.

 

Como un beso y una lágrima
Como un poco de agua
Que se evapora
Con la caricia del sol.

Etiquetas: , ,

Deja un comentario