Menu

El Taller en la Chimba

7 Septiembre, 2012 - Talleres

Post to Twitter Post to Facebook Send Gmail

El 28, 29 y 30 de marzo tuve la oportunidad de dar un taller en la comunidad de la Chimba en la zona de Cayambe en el Ecuador. La comunidad está rodeada de muros de adobe que dividen sus terrenos. La paja ahora crece en el tope de los muros dándole un carácter especial al pueblo. Estos muros históricos son el recuerdo de un tiempo antiguo en donde se construía con lo que había en el propio terreno. Inspirada en estas construcciones quise utilizar los mismos materiales para el taller. El objetivo del taller era que los estudiantes, provenientes de diferentes colegios, pudieran sentir propio el centro cultural que el gobierno ecuatoriano les construyó, cuando le hicieron homenaje a la indígena Tránsito Amaguaña. Aunque el objetivo más real era que nos divirtiéramos creando con tierra y paja que cada uno trajo de sus casas. Chimba en quichua quiere decir río trenzado. Así que diseñamos una trenza en el jardín y le dimos la forma con el adobe que nosotros mismos mezclamos. Nos dividimos en grupos de trabajo que iban cambiando: mezclamos, transportamos, le dimos forma a la tierra y la sembramos con las semillas agrícolas de la zona: nabo, quinua y chocho, tres plantas coloridas que colorearían el jardín. Trabajando en comunidad hasta nos sobró el tiempo de hacer más formas que ellos mismo inventaron y que coloreamos con las piedras blancas de una construcción abandonada junto al jardín. Regresé a la comunidad después de 4 meses para ver si algo había crecido. Me encontré con la sorpresa de que estaba abandonado, igual que el centro cultural que había plantado el gobierno. Y es que, el centro cultural nos queda lejos a todos, a mi 3 horas de carretera y a algunos niños 1 hora de camino o quizás más. Nadie regó el jardín porque no les pertenece. Este proyecto no resultó lo que yo imaginé, pero el objetivo principal no era un resultado estético, sino más bien la interacción creativa que tuvimos a través de la experiencia creativa. De todas maneras las formas seguían intactas, esperando a ser pobladas por los pajonales o por otras plantas, como en los muros de adobe.

En Caja bamba, Chimborazo, Ecuador.

Deja un comentario